Sí, ya es una realidad. Vamos cogiéndole la medida  a la noticia y vemos que nuestro proyecto se ha hecho realidad. A pesar de las dificultades ha salido adelante. Hemos llegado al techo de América y hemos podido ondear nuestro banderín que es un cúmulo de  intenciones.

Solo podemos dar las gracias a todas las participantes, todas hemos compuesto un ramo de emociones, ilusiones, energía positiva y conocimientos.

Reto Aconcagua en Femenino

Hemos vuelto con una experiencia bárbara, nuestra primera expedición. Todas hemos aprendido, incluida nuestra guía, todas fuimos siendo unas y volvimos siendo otras. Entre todas hemos construido nuestra “Sociedad de la nieve“,  aunque lo que teníamos era “Un amor”, como Nat, de la película de Isabel Coixet, un único amor, el Aconcagua, durante  6 meses y 21 intensos días.

Hemos estado en Argentina con el corazón en la mano. Os lo hemos podido enviar en pedacitos a través de los audios que  tan amablemente ha emitido Ser Pirineos en un espacio de sus ondas y en su web.

Lo demás, hemos ido contándolo  en uno u otro artículo que han ido saliendo y recogemos en nuestra  hemeroteca, El Pirineo Aragonés, Diario del Alto Aragón,  20 minutos, El Periódico de Aragón, Desnivel digital, periódico La Razón o en los programas de radio que nos han llamado con especial mención de nuestros amigos de “Tierra de Aventuras” o  del podcast “Planeta Montaña”.

Proyección Aconcagua en Femenino

Todavía nos falta contároslo en persona, por eso hemos previsto que el próximo 14 de febrero  a las 19 horas vamos a reunirnos bajo el slogan Love Mountains en el Centro del Agua y el Medio Ambiente de Zaragoza para poder acercaros esta montaña también a vuestros corazones.

AGRADECIMIENTOS

GRACIAS A LAS COMPONENTES DEL EQUIPO # ACONCAGUA EN FEMENINO por haber dado su tiempo, su fuerza y sus recursos para  acometer este reto. Laura, Cristina, Maite, Ana, Astrid, Elena Elipe y Elena Julián, Carmen y Amelia y sus hijos, además de Marta Alejandre.

GRACIAS CLUB POR HACER ESTA ACTIVIDAD POSIBLE, como tantas otras, dándonos  nuevas oportunidades.

GRACIAS A LOS MEDIOS por habernos dado la oportunidad de que siendo mujeres  “mayores” y no chutando un balón, nos hayamos metido en los espacios deportivos. Quien sabe… si conseguiremos con ello otra cima, la de poner en valor  el deporte, que también es esto,  la montaña como espacio de salud, empoderamiento y fuerza para las mujeres.

Astrid García

La Presi 23