Pineta, sábado 11 de junio de 2022

El sábado 11 de junio a las 10 de la mañana quedamos en el refugio de Pineta para comenzar con la aventura planteada de realizar un Vivac de primavera -verano.

Salimos del refugio ascendiendo por la senda llamada «camino de Quique» con una pendiente muy pronunciada; menos mal que esta senda transcurre por bosque mixto y con sombra. Después de unos 850 metros de desnivel en 5,5 Km llegamos al refugio libre de La Estiva donde  descansamos, comimos  y repusimos fuerzas para subir al pico Comodoto (2361 m) pasando por la Ralla Costadué una zona llana con un encanto especial.

En un ratito y después del esfuerzo llegamos al pico que rodeamos haciendo una pequeña circular; hicimos fotos, comentarios y nos admiramos con las vistas que tiene este pico. De vuelta al refugio de La Estiva recogimos las mochilas que habíamos dejado allí encaminándonos después a la zona de vivac.

Llegamos a Plana es Cordés (zona impresionante y resguardada) donde montamos el singular vivac. Después de ayudarnos en el montaje y resolviendo dudas, nos reunimos para cenar  y charlar durante un rato. Se preveía tormenta durante esa tarde que apareció sobre las once de la noche con poca lluvia pero con un pequeño vendaval que nos hizo pasar un poco de tensión hasta que en una hora remitió y dormimos plácidamente (hay quien ni se entero).

A la mañana siguiente recogimos el campamento y nos pusimos en camino siguiendo el GR11 hacia los Llanos de La Larri, allí nos encontramos ganado variado en un entorno bucólico, fuimos hasta el fondo de este llano a ver la cascada de La Larri donde también almorzamos y repusimos  fuerzas, continuamos hacia las cascadas del Cinca por el camino de Montaspro, al llegar a una fuente cercana a las cascadas una parte del grupo se quedó allí y el resto nos dirigimos a ver las impresionantes cascadas del Cinca de cerca.

 

 

 

 

 

De vuelta nos reunimos todo el grupo y nos encaminamos hacia la pradera por el camino normal, una vez allí continuamos de nuevo por el GR11 hacia el refugio de Pineta donde comimos y nos tomamos unas cervezas que nos supieron a gloria y dimos por finalizada esta aventura.

LOS DATOS:

Voluntario en media montaña, Pascual Agramunt

club MONTAÑERAS ADEBÁN